martes, 11 de diciembre de 2007

El niñ@que aún moja la cama

ENURESIS PRIMARIA

INTERVENCIONES ENFERMERAS

1-ACTITUD COMPRENSIVA, NO CULPABILIZADORA, tanto de los padres como de estos hacia el niño.
Explicar que el problema se produce por un retraso en el aprendizaje del control de esfínteres "podría ocurrirle a cualquier niño".
-Hacia los padres: ellos no son los culpables de que el niño se orine pero pueden ayudarle a conseguir el control.
-Hacia el niño: el no se orina voluntariamente pero puede hacer cosas para n1ejorar.
-Animar al niño a que manifieste sus sentimientos.

2-ELIMINAR TODO TIPO DE GASA, PAÑALES, ETC.
- Hay que explicar a los padres que al ponerle pañal "infantilizan" al niño, "le dan permiso" para orinarse, le indican que lo que esperan de él es que se orine (mensaje opuesto al que debería recibir). Facilita que el niño se vaya acostumbrando a la humedad, deja de ser algo molesto y no se esfuerza en despertarse.
-Por otra parte, al quitarle el pañal se espera que el niño ponga mas atención en no orinarse.

3-EXPLICAR al niño, a su nivel, el funcionamiento del sistema urinario. Se le puede poner un ejemplo de la vejiga como un globo que hay que agrandar para que pueda retener la orina durante la noche.
Para ello se le dan ejercicios de reeducacion vesical y de esfínteres diurno:
-Estar atentos a señales de presión de la vejiga ( "tener ganas de orinar"). Una vez percibidas intentara retrasar cuanto pueda ir al servicio. Poden10s recurrir a distraerle con juegos, conversaciones ... En ningún momento conviene que los padres estén preguntando si tiene ganas de orinar.
Anotar ( a partir de 6-7 años) el tiempo que ha resistido y tratar de ir consiguiendo periodos más largos de resistencia.
-Durante el día, beber gran cantidad de líquidos, no prohibirle al niño que tOllle líquidos durante la cena. Se acostumbra así a la vejiga a soportar durante varias horas niveles de orina cada vez mayores sin necesidad de vaciarse.
-Desarrollo del control de esfínteres por medio de micciones controladas: iniciar la
micción ... cortar. .. continuar. .. cortar. .. ( 2 ó 3 veces). - Ir al servicio antes de acostarse.
-Anotar diariamente los resultados obtenidos (autorregistro).
-Entrenamiento en autonomía: aprenderá a poner y quitarse su propio pijama, cambiar las
sabanas, hacer su cama ... siempre que moje la cama.
-Repasarle las ventajas que derivan de no orinarse ( "ser mayor", "dormir fuera de casa", "poner contentos a sus padres", etc. ).

-El niño durante el día, deberá decirse a sí mismo frases como "soy capaz de dejar de mojar la cama" "lo estoy consiguiendo" "soy muy valiente" ...
Con mucha frecuencia, cuando el niño va haciendo progresos, gana confianza y se hace de sí mismo una idea mas positiva. Por esto, no es de extrañar que mejore en otras áreas de su conducta ( colegio, amigos ... ).
-Hacer alguna actividad deportiva durante el día le vendrá bien.

4-COLABORACIÓN CON LOS PADRES
- Hasta empezar a conseguir resultados, despertar al niño una vez en la noche, preferiblemente a las 2 ó 3 horas de haberse dormido (hora a la que suelen acostarse los padres ), es el juego despertarse (que esté consciente) - levantarse - e ir a hacer pis. Adaptar el numero de veces que hay que despertado a cada niño, anticipándose a la hora en la que suele mojar la cama.
Barajar la posibilidad en niños mayores de sustituir el aviso de los padres por U? .despertador.
- Valorar cada pequeño progreso, ya sea en los resultados o en la colaboración e interés mostrados por el niño.
Motivarle con elogios, muestras de satisfacción de otros familiares ... que nlas tarde se harán sólo de vez en cuando conforme haya obtenido éxitos repetidos.
- Evitar comentarios sobre el problema del niño.
No ridiculizar, ni amenazar, ni castigar cuando se orine. No etiquetarlo "eres un bebe" "es un vago" "es un cochino". No permitir que lo hagan tampoco otros familiares o amigos. Asegúrese de que colabora en la retirada de la ropa sucia y estira su cama, sin hacer ningún comentario en especial. Céntrese sólo en lo positivo.
-No deben prestar atención, exceso de cuidados y conceder "ventajas" por el hecho de moj ar la cama.
-Acordar con el niño una recompensa a mas largo plazo, proporcional a los logros obtenidos (una semana sin orinarse, etc.)

SEGUIMIENTO
Se aconseja revisiones con una frecuencia inicial de 15 días.
Si la respuesta inicial del niño es positiva se puede ir espaciando, aunque no es muy conveniente que el niño "se olvide" del compromiso adquirido.

1 comentario:

Naturalmente dijo...

Mojar la cama es común durante los años pre-escolares. Los niños varían en su capacidad de controlar sus vejigas durante la noche. Es absolutamente normal para un niño menor de cinco años mojar la cama de vez en cuando y los muchachos a menudo toman mas tiempo que las muchachas para pasar la noche secos. Los accidentes suceden y se deben tratar amablemente para prevenir problemas emocionales. Los niños que mojan sus camas no deben ser castigados o regañados. Existe un remedio natural homeopático que ha sido formulado para ayudar al niño a alcanzar el control de la vejiga en la noche.